Sistema NEL®

Never Ending Lining

Sistema de aplicación desarrollado por REYMA Reotix basado en nano partículas para aplicación por vibro colado y gunitado de alta presión, con hormigones sin cemento de ligado químico, con el fin de maximizar los rendimientos de los hornos. Este sistema puede prolongar la vida de los revestimientos indefinidamente.

La principal ventaja consiste en que se pueden recrecer espesores de material sin tener que demoler. La capa instalada nueva se adhiere a la perfección al revestimiento antiguo, bien sea de hormigón o de ladrillo. Es ideal para paros cortos o cuando no haya tiempo de demoler más áreas y para garantizar la vida del revestimiento hasta la próxima intervención con una reparación parcial mediante recrecido.

Por medio de los productos NEL® se permite incrementar el grado de fragmentación o segmentación de un objeto (SEGMENTAR), REUTILIZAR los componentes usados de un objeto y RECUPERAR las condiciones originales.

Beneficios del Sistema NEL®

      • Tiempo corto de instalación.
      • Ahorro de costos de material y mano de obra.
      • Aplicación tanto para pequeños como grandes alcances.
      • Posibilidad de interrumpir y reanudar los trabajos.
      • Bajos porcentajes de rechazo.
      • Posibilidad de realizar calentamientos o secados rápidos.
      • No genera estallidos o spallings.
      • Excelente comportamiento frente al ataque químico y metales fundidos.
      • Menor temperatura de sinterización.
      • Se puede instalar en cualquier zona del horno.
      • Amplia gama de materiales NEL® para cada aplicación.
      • Se puede lanzar en caliente.
      • Recrecer espesores hasta 40 mm sin ayuda de anclajes.
      • Para espesores mayores, se pueden usar anclajes tipo RNEL (con casquillo expansivo), en cantidad de 16 uds/m2 (a 250 mm de distancia).
      • Se puede instalar sobre aislante, concreto o ladrillo viejo.
      • Funciona con anclas quemadas a la vista.
      • Se evitan los costes de demolición e instalación de anclas y aislamientos nuevos.
      • Se evita el gasto de compra de anclas y aislamientos nuevos.
      • Se reduce el riesgo de personal al evitar la demolición y desescombrado.